Universidad de Alcalá

Al iniciarse el siglo XV, la reina Isabel de España autorizó a su principal clérigo, el cardenal Francisco Ximénez de Cisneros, a ir a Alcalá de Henares (ciudad que pertenecía a Cisneros en su calidad de arzobispo de Toledo) y convertir su escuela medieval en una moderna universidad humanista cristiana.    Allí reunió a algunos de los mejores eruditos de Europa y uno de los primeros grandes éxitos de la universidad fue la publicación de la Biblia de Alcalá (o Políglota), una edición del Antiguo y el Nuevo Testamento en cuatro columnas paralelas impresas en griego, latín, hebreo y arameo.    La Biblia de Alcalá fue considerada en toda Europa como un importante logro humanista del Renacimiento en su madurez.    La universidad era conocida como la Complutense, una variación del nombre romano (Complutum) de la ciudad que los árabes llamaban Al-qal’a.    Con Salamanca, la Universidad Complutense de Alcalá se convirtió en uno de los principales centros de enseñanza superior de España.    Hasta 1836.    En ese año, el ministro Juan Álvarez Mendizábal nacionalizó la mayoría de las propiedades de la Iglesia.    Como parte de esa convulsión social y económica, la Universidad Computense fue trasladada a Madrid, y los edificios históricos de Alcalá que habían servido de campus a la Complutense durante siglos se prepararon para ser vendidos a un empresario estadounidense. Los convecinos de Alcalá se unieron y compraron el antiguo campus, preservando así el legado universitario de la ciudad.

جامعة مَلَقا

La Universidad de Alcalá (en español: Universidad de Alcalá) es una universidad pública situada en Alcalá de Henares, una ciudad a 35 km (22 millas) al noreste de Madrid en España y también la tercera ciudad más grande de la región. Fue fundada en 1293 como Studium Generale[2][3] para el público, y fue refundada en 1977. La Universidad de Alcalá es especialmente conocida en el mundo hispanohablante por la entrega anual del prestigioso Premio Cervantes.

En la actualidad, la universidad cuenta con 28.336 alumnos, de los cuales 17.252 cursan titulaciones de grado que son impartidas por un profesorado de 2.608 catedráticos, profesores e investigadores pertenecientes a 24 departamentos. Las tareas administrativas las lleva a cabo la Administración y Servicios, compuesta por unas 800 personas[4].

Uno de los campus de la universidad, situado en el centro de la ciudad, está ubicado en parte en edificios históricos que fueron utilizados por la Universidad Complutense de Madrid, que estuvo ubicada en Alcalá desde sus orígenes medievales hasta su traslado a Madrid en 1836.

Universidad de salamanca

La historia de la Universidad de Alcalá de Henares se remonta a su fundación en 1499. En 1501 el Cardenal Cisneros puso la primera piedra y fundó el «Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares»; el origen de la Universidad de Alcalá de Henares. La misión del Cardenal Cisneros fue convertir el «Colegio Mayor de San Ildefonso» en un gran centro de excelencia académica durante los siglos XVI y XVII. De este modo, se lograron los propósitos reformadores del Cardenal, mejorando la educación de los clérigos y eclesiásticos de la época y convirtiéndolo en la primera universidad renacentista, humanista y universal.

Cisneros no escatimó esfuerzos para dotar a su Colegio del marco urbanístico adecuado, de una buena financiación y de los mejores profesores de la época. En 1508 comenzaron las clases y en 1510 dotó a su fundación de Constituciones. Para ingresar en este recinto, los alumnos eran sometidos a rigurosos exámenes y sólo eran admitidos los que demostraban su excelencia. Aunque se admitía a los mejores estudiantes, se les sometía a una disciplina tan estricta que, al final, muchos no podían cumplirla. En esos casos, se habilitaba una celda (cárcel) en la que los estudiantes debían pagar por sus infracciones al reglamento de la institución.

Universidad de zaragoza

Tercera universidad más antigua de España, la Universidad de Alcalá de Henares fue fundada en 1499. Su monumentalidad fue uno de los elementos clave para que Alcalá de Henares se convirtiera en ciudad miembro de la lista del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, en 1998.La Universidad de Alcalá de Henares fue fundada en 1499 por el ministro de los Reyes Católicos, el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, gracias a una bula del papa Alejandro VI. Para entonces, Sancho IV el Bravo, rey de Castilla, ya había creado el Estudio General de Alcalá, en 1293. Al igual que en Palencia, Salamanca, Valladolid o Santiago, este estudio -o escuela eclesiástica- puso el germen de lo que después se convertirá en universidad.

Como el cardenal Cisneros deseaba que Alcalá fuera uno de los tres pilares del triángulo de poder español, dirigió personalmente su fundación. Así, mientras Madrid se convertiría en la capital administrativa y Toledo en la religiosa, Alcalá sería el centro de cultura y conocimiento que serviría a ambos, a los servidores más capacitados de la realeza y al clero más preparado.