Salvador sanchez boxrec

Simon Veness es un redactor que cubre el Orlando City SC para MLSsoccer.com. Lleva escribiendo sobre fútbol para varios medios de comunicación en el Reino Unido y Estados Unidos desde 1981. Puedes ver todas sus historias escritas para MLSsoccer.com aquí.

ORLANDO, Florida – En El Salvador, el fútbol no es tanto la principal pasión deportiva como la principal pasión de la vida. Al fin y al cabo, se trata de un país que entró en guerra (brevemente) con Honduras a raíz de un polémico partido de clasificación para el Mundial de 1969.

Nacido en Quezaltepeque, Darwin Ceren parecía destinado a una carrera futbolística. Su padre jugó profesionalmente en la Segunda División; sus dos hermanas juegan en la selección femenina de El Salvador; y Darwin y su hermano Óscar crecieron juntos en la academia local y jugaron en el equipo de la ciudad, el Juventud Independiente.

«Mi padre siempre trabajó y, cuando empecé la universidad, todo iba bien», recuerda. «Era mi primer año y, de la nada, mi padre perdió su trabajo. Le era imposible pagar la universidad y, con dos hermanas y mi hermano, la familia tenía que tener algún ingreso. Así que empecé a trabajar. Era básicamente mi responsabilidad ayudar a la familia».

Selección nacional de fútbol de El Salvador

El Presidente de la República de El Salvador, Sánchez Cerén, visitó la Escuela del COAR en octubre. El Presidente quiso visitar Zaragoza para felicitar a los colegios de la zona por su participación en su Iniciativa del Buen Vivir. En concreto, se puso en contacto con el Colegio COAR para preguntarle si podía aportar 100 alumnos que recibirían simbólicamente ordenadores en nombre de todos los colegios de la zona. El COAR participó con orgullo y, aunque estos ordenadores en particular están destinados a diferentes escuelas de la zona, el Presidente se comprometió a proporcionar otros 10 ordenadores a la escuela del COAR por su apoyo a este programa.

En la ceremonia, el Presidente de El Salvador elogió a la escuela de COAR y a nuestro director por su liderazgo en el ámbito académico y por los esfuerzos de la escuela para mejorar la vida de los niños salvadoreños. Mencionó específicamente el hecho de que COAR

de COAR en los nuevos talleres extraescolares: artesanía de panadería, agricultura sostenible, Arte-Cultura-Recreación, y nuestros talleres deportivos adicionales. Estos talleres se desarrollaron hace varios años para animar a los estudiantes de media jornada a explorar más temas prácticos y a permanecer en el COAR cuando terminan sus clases.

Genocidio en El Salvador

El plan proporciona un marco de referencia para todas las acciones necesarias para lograr la visión a largo plazo establecida: la conservación y promoción del sitio y su importancia como parte del desarrollo humano en la región. Se han definido cuatro áreas de trabajo específicas: investigación, conservación, paisaje y desarrollo humano. Dada la estructuración de cada proyecto -así como la ubicación física de las acciones-, las funciones de los sectores privado y público variarán. Por lo tanto, en el plan también se han esbozado mecanismos para facilitar las acciones concertadas de las partes interesadas. Éstos, a su vez, fomentarán un mayor compromiso con la conservación de este Sitio del Patrimonio Mundial.

El plan de gestión de Joya de Cerén es el primero en El Salvador para un sitio cultural y puede servir de modelo para otros proyectos que se emprendan en el país. También puede servir de ejemplo para otros sitios de la región, incluidos los inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. El proceso de planificación puede adaptarse fácilmente a otros contextos, contribuyendo así al campo de la conservación y gestión del patrimonio en los sitios arqueológicos, la preservación de los centros históricos y la planificación regional.

Mauricio funes

Desde 2009, a través de varios proyectos financiados por la Agencia Italiana de Cooperación al Desarrollo, el Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de Bolonia y la ONG EducAid de Rimini acompañaron al Ministerio de Educación de El Salvador en el desarrollo de un modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno (AICS).

En la actualidad, Alma Mater participa en el proyecto «Potenciando la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno»: una intervención que pretende apoyar dentro del sistema educativo la inclusión tanto de los niños con discapacidad como de los que se encuentran en situación de desventaja socioeconómica y cultural. Para ello, se planificaron experiencias con innovaciones pedagógicas y didácticas basadas en los principios de la educación activa y la inclusión.

El proyecto trata de formar a las figuras clave del sistema educativo en los temas de la educación inclusiva, favoreciendo así la aparición de procesos de transformación tanto en las escuelas como en el territorio. También está prevista una revisión inclusiva de la formación universitaria de los docentes, a través de una intervención de asistencia técnica participativa que involucra tanto al Ministerio de Educación de El Salvador como a las universidades locales.