Volviendo a casa después de muchos meses de ausencia.

Hanna Chrzanowska organizó un sistema único de atención domiciliaria parroquial a los enfermos crónicos, que cubría a cientos de personas que vivían en un país comunista en condiciones extremadamente degradantes para la dignidad humana. El sistema de atención se basaba en enfermeras profesionales apoyadas por monjas, estudiantes

la familia y los vecinos de los enfermos. De este modo, Chrzanowska se convirtió también en pionera de los hospicios en Polonia. Los clérigos y sacerdotes también participaban en la ayuda, lo que les permitía tener un contacto estrecho con los pobres, los enfermos y los necesitados.

Hanna Chrzanowska, en su juventud alejada de la fe católica, experimentó una profunda conversión antes de la Segunda Guerra Mundial. En 1957 comenzó a prestar atención a domicilio a los enfermos crónicos. Organizando este sistema de atención, trabajó estrechamente con el sacerdote, y más tarde obispo, arzobispo y cardenal Karol Wojtyla , futuro Papa, San Juan Pablo II. Estaba bajo su fuerte influencia espiritual, como demuestra la correspondencia que se conserva entre ellos. Durante el funeral de Chrzanowska, el cardenal Wojtyla subrayó que ella era la encarnación de las bendiciones de Cristo, «especialmente la que dice Benditos sean los misericordiosos». Como Papa, ya dijo al postulador del proceso de beatificación de Chrzanowska: «Este es un asunto muy importante. Vigílalo».

Llamada de corneta de Cracovia – St.

El Arzobispo de Cracovia es el jefe de la archidiócesis de Cracovia. El obispo de Cracovia surgió cuando se creó la diócesis en el año 1000; fue promovida a archidiócesis el 28 de octubre de 1925. Debido al papel de Cracovia como centro político, cultural y espiritual de Polonia, los obispos y arzobispos de Cracovia fueron a menudo muy influyentes en la ciudad, el país y el extranjero. Desde 1443 hasta 1791, los obispos de Cracovia fueron simultáneamente duques de Siewierz,[cita requerida] aunque sólo Adam Stefan Sapieha abandonó oficialmente el título[cita requerida].

Arzobispo de Cracovia

El orgullo, la espiritualidad y la reverencia de los polacos se dispararon el 27 de abril de 2014, cuando el Papa Juan Pablo II, tan querido en el país, fue canonizado por el Papa Francisco I. Aparte del Vaticano, ninguna ciudad está más asociada con el difunto Papa que Cracovia, que siguió siendo su hogar espiritual durante toda su vida. En tu bolsillo repasa su vida, su legado y algunos de los lugares asociados al «Papa de Polonia» en Cracovia y sus alrededores.

Tras más de veinticinco años como Papa, incluyendo dos intentos de asesinato, varios sustos de cáncer, pérdida de audición y un diagnóstico público de osteoartrosis y enfermedad de Parkinson, Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005, sumiendo a Polonia en un luto nacional. La campana Segismundo de la catedral de Wawel sonó por primera vez en un cuarto de siglo y los bares y clubes de todo el país cerraron sus puertas en señal de respeto. Los homenajes de los líderes mundiales se sucedieron, las banderas de todo el país se cubrieron con cintas negras y los funcionarios del Vaticano empezaron a referirse al difunto Papa como Juan Pablo «el Grande». Su papado ha sido el segundo más largo de la historia y ha dejado un legado duradero, sobre todo en su labor de lucha contra la pobreza en el mundo, su feroz crítica de los conflictos armados y su compromiso de devolver la Iglesia a las masas.

Deirdre McCloskey, Virtudes y Economía

Foto: Bettmann/Getty ImagesEl Papa Juan Pablo II hizo historia en 1978 al convertirse en el primer Papa no italiano en más de 400 años.¿Quién fue el Papa Juan Pablo II? El Papa Juan Pablo II fue ordenado en 1946, se convirtió en obispo de Ombi en 1958 y en arzobispo de Cracovia en 1964. En 1967 fue nombrado cardenal por Pablo VI y en 1978 se convirtió en el primer Papa no italiano en más de 400 años. Fue un firme defensor de los derechos humanos y utilizó su influencia para lograr cambios políticos. Murió en Italia en 2005. En julio de 2013 se anunció que sería declarado santo en abril del año siguiente.