Fragata ‘blas de lezo armamento

¿Quieres ver si hay otra ruta que te lleve a una hora más temprana? Moovit te ayuda a encontrar rutas u horarios alternativos. Obtén direcciones desde y hacia Suite 228 fácilmente desde la App o el sitio web de Moovit.

Hacemos que ir a Suite 228 sea fácil, por eso más de 930 millones de usuarios, incluidos los de Madrid, confían en Moovit como la mejor app para el transporte público. No necesitas descargarte una app individual de autobús o de tren, Moovit es tu app de transporte todo en uno que te ayuda a encontrar el mejor horario de autobús o tren disponible.

¡Muy feliz verano 2021! AMPA Blas de Lezo Las Tablas, Madrid

El almirante Blas de Lezo y Olavarrieta (3 de febrero de 1689 – 7 de septiembre de 1741) fue un oficial de la marina española recordado sobre todo por la Batalla de Cartagena de Indias (1741) en el Virreinato de Nueva Granada, donde las fuerzas imperiales españolas bajo su mando derrotaron decisivamente a una gran flota de invasión británica al mando del almirante Edward Vernon.

A lo largo de su carrera naval, Lezo sufrió muchas heridas graves; perdió el ojo izquierdo, la mano izquierda, la movilidad completa del brazo derecho y le amputaron la pierna izquierda in situ tras ser alcanzado por el proyectil de un cañón[1]. El hecho de llevar en sus carnes la historia de sus batallas pasadas le valió el respeto de sus compañeros y soldados[2].

La defensa de Cartagena de Indias por parte de Lezo contra una flota británica mucho más numerosa consolidó su legado como una de las figuras más heroicas de la historia de España. Se le suele reconocer como uno de los mayores estrategas de la historia naval[3][4].

Así, a los 25 años, según las fuentes, de Lezo había perdido el ojo izquierdo, la pierna izquierda por debajo de la rodilla y el uso del brazo derecho[7][8] Las fuentes modernas suelen centrarse en estos rasgos destacados y se refieren a Lezo con apodos como «Patapalo» y «Mediohombre». No hay pruebas contemporáneas de que éstos (u otros) se utilizaran realmente en vida de Lezo.

El Informe ICIAM – Inauguración del ICIAM 2019 con el Rey Felipe VI

Este programa nace con el objetivo de promover el desarrollo de proyectos de largometraje y crear un punto de encuentro anual para guionistas, directores y productores. Una vez abierto el plazo de inscripción de cada edición, los interesados pueden presentar una única obra que puede ser de ficción, documental, animación o experimental. Madridcrealab es un programa promovido por PNR (Plataforma de Nuevos Realizadores, AMA (Asociación Audiovisual de Madrid), ALMA (Sindicato de Guionistas), ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid y Comunidad de Madrid que celebra su octava edición en 2019.

Los guionistas Daniela Fejerman, Carlos Molinero, Lola Mayo y David Planell son los tutores de esta edición cuyas sesiones de trabajo se han realizado en la ECAM de forma individual para cada proyecto seleccionado.

La Office of Films otorga el premio al mejor guión entre los proyectos seleccionados. Está dotado con 3.000 euros y tiene en cuenta la calidad artística, la originalidad de los recursos narrativos y la predisposición del guión a resaltar y promover los principios de conocimiento de la Comunidad de Madrid a través de sus localizaciones exteriores, su paisaje natural y urbano, así como su patrimonio material e inmaterial.

Viajes NW

E l mar Mediterráneo observaba con serenidad la llegada de otra tormenta. Era el amanecer del 24 de agosto de 1704 y dos imponentes armadas se enfrentaban cerca de Gibraltar, en la costa sur de Andalucía. Por un lado, ingleses y holandeses formaban una formidable flota «compuesta por sesenta naves de línea y varias fragatas, con un total de tres mil seiscientos cañones y casi veintitrés mil hombres. » 1 Por otro lado, lanzándose a la conquista del estrecho, franceses y españoles unieron sus estandartes bajo las órdenes de Luis Alejandro de Borbón, conde de Toulouse e hijo del propio Luis XIV, y luchando en nombre de Su Majestad Felipe V, nieto del Rey Sol, que había ascendido recientemente al trono de España. Era el comienzo de la Guerra de Sucesión Española.

Las fuerzas estaban igualadas. A las diez de la mañana sonaron las últimas órdenes, los barcos maniobraron y se dispusieron, por ambas partes, en tres bloques, para impedir el avance del enemigo.

En el buque insignia franco-español, un joven oficial de quince años inspeccionaba una línea de cañones. Un sudor frío le invadía la frente, pero con paso firme, semblante serio y voz decidida, inspiraba respeto y mantenía su autoridad, mientras en su interior reprimía un miedo rebelde. El intenso silencio que precede a las grandes calamidades anunciaba los últimos segundos antes de la deflagración general, y se apoderó de su corazón. Sintió las emociones del bautismo de fuego; era su primera batalla.